Durante el rutinario gesto de entrar al parking, buscar sitio, aparcar y salir, cientos de malagueños pasan cada día junto a un enterramiento fenicio del año 400 a. C. situado en el aparcamiento municipal de La Alcazaba de Málaga sin darse ni cuenta.

Allá por el año 2000, durante las obras del aparcamiento, se detectó la presencia de una sepultura que resultó parcialmente destruida. Durante la excavación se localizaron los restos de un hipogeo, una construcción subterránea o excavada en una roca que algunas civilizaciones antiguas utilizaban como lugar de enterramiento. Además, al parecer durante las obras también fueron destruidos otro hipogeo y varias estructuras menores.

Sección longitudinal con ubicación de los enterramientos.

Dentro del hipogeo se localizaron hasta cuatro enterramientos, junto a los cuales se encontraron fragmentos cerámicos fenicios, griegos e ibéricos, como cuencos, vasos, ollas, ánforas, jarrones y hasta una pulsera de bronce y varios pendientes de oro. Los análisis realizados por los expertos concluyen que el hipogeo estuvo en uso desde el siglo VI a. C hasta aproximadamente el año 400 a. C.

Planta con los enterramientos 2 y 3.

El Ayuntamiento de Málaga decidió poner en valor este relevante hallazgo, integrándolo en el nivel -3 de la instalación junto a las plazas de aparcamiento, aunque, ciertamente, el estado de conservación y presentación actual deja mucho que desear, rodeado de vallas de obra, con filtraciones de agua, sin iluminación y sin un sólo cartel que explique que ahí se encuentran unos restos de gran relevancia histórica para la ciudad de Málaga.

Estado actual de conservación del hipogeo.

Detalle de estado actual del hipogeo

Fuente: Anuario Arqueológico de Andalucía / 2000. Volumen 2. Actividades de urgencia.
Alejandro Pérez-Malumbres Landa
Juan Antonio Martín Ruiz
Juan Ramón García Carretero

Compartir.