Existe una Cápsula del Tiempo oculta en la Catedral de Málaga de la que muy pocas personas conocen su existencia. Se colocó allí durante las obras de restauración de una cornisa de la Catedral, y hoy queremos que descubras este Secreto de Málaga.

La cornisa faltante se reconstruyó en 2005 como parte del proyecto de restauración de la fachada de la Catedral. La obra se hizo bajo la dirección facultativa de Fernando Ramos, la jefe de obra Yolanda Moro y la restauradora Gloria Pérez.

La reconstrucción se realizó con perfiles de varillas corrugadas de acero, unidas a la piedra con una resina y completadas con una estructura a base de varillas de fibra de vidrio unidas a la piedra también con resinas y sujetas a los perfiles con alambre, todo recubierto con una malla de acero para completar la estructura de la cornisa, tanto en el relieve como en la zona superior. Una vez colocada la estructura se aplicó mortero de cal y arena con espátula a base de capas, con refuerzo mediante malla de fibra de vidrio. Una vez terminado el perfil de la cornisa, para dar un aspecto más real, se marcaron las juntas, rebajando el mortero y volviendo a taparlas simulando las juntas originales. Para completar se aplicó una pátina a cada pieza de diferente tono para simular las piezas originales.

En la parte superior se dejó un hueco abierto para colocar la cápsula, que contenía un artículo publicado en la prensa local sobre la restauración de la fachada de la Catedral, el nombre de las personas que habían participado en los trabajos y una moneda. Se introdujo y se tapó la parte superior con mortero al igual que en la zona de volumen, dejando la inscripción «Restauración 2005» y una cápsula oculta que, quién sabe, a lo mejor dentro de unos siglos alguien descubre.

Compartir.